Turismo cultural en Porto
Turismo cultural en Porto
Porto es una ciudad con una historia larga e intensa. Nació como Cale, un puerto de pescadores íbero y fue creciendo a lo largo de los siglos, convirtiéndose en la ciudad más importante del reino al que dio nombre (de porto Cale, Portugal). Por eso, está llena de reminiscencias de ese pasado: edificios, puentes, museos, parques..., que resultan de gran interés para los amantes del turismo cultural.

PRINCIPALES MONUMENTOS



Una ruta cultural por la ciudad podría empezar por la Estación de San Bento, del siglo XIX. En su hall de entrada hay un precioso mosaico con más de 20.000 azulejos de principios del siglo XX, pintados a mano con escenas de la historia de Portugal. En el techo, la fachada exterior, que da a la ciudad, tiene pintado y en relieve el nombre del río Miño. La fachada interior, que lleva a las vías, el del Duero.

La segunda parada es la Catedral, construida en la zona más alta de la ciudad, y a menos de 500 m de la estación. La construcción inicial es del siglo XII, pero sus múltiples reformas hacen que hoy parezca mayoritariamente barroca. La Iglesia y el Claustro son Monumento Nacional de Visita obligada. Y, muy cerca de la Catedral, encontramos la tercera parada, la Iglesia de los Clérigos, con su torre desde la que podréis tener unas espectaculares vistas de la ciudad.

Finalmente, es de obligada visita el Puente de Luís I, conocido como el Puente de Hierro, una obra de Théophile Seyrig, el socio de Gustave Eiffel.

MUSEOS Y ACTIVIDADES CULTURALES



Por otra parte, la ciudad tiene distintos museos interesantes. Entre ellos, el más recomendable es el Museo Soares dos Reis, situado en el Palacio de los Carrancas, una de las mansiones más antiguas de la ciudad y residencia de personajes tan relevantes como el rey Pedro IV o el Duque de Wellington. Sus colecciones de pintura y escultura son bastante impresionantes. Además, el museo está muy cerca del Palacio de Cristal y sus jardines con más de 100 años de historia, y el Museo Romántico, una casa que se muestra tal y como era en el siglo XIX.

También es muy interesante la Fundación Serralves, que acoge la casa de Serralves, un auditorio, unos bonitos jardines y el Museo de Arte Contemporáneo de Porto.

STREET ART



Igual que en otras ciudades lusas, en Porto se ha dado una eclosión del arte callejero en las últimas décadas.

Hay muchas obras de arte dispersas por las calles de la ciudad, pero las que creemos que son imprescindibles son, al menos, las siguientes:

1. Half Rabbit, del artista Bordallo II, es sin duda la obra de arte callejero más interesante de la sona (aunque no está en Porto, sino en la vecina Vilanova de Gaia). Se trata de un conejo construido con deshechos sobre la esquina de un edificio, una crítica a la sociedad de consumo y sus excesos, y es imposible no sentirse impresionado al verlo.

2. Nobre e Real, de Mr. Dheo, un mural de gran formato sobre un lateral de un edificio, que fue la primera obra hecha por encargo del consistorio.

3. Fachada del restaurante de cocina americana Steak & Shake, en la que la artista Joana colocó y pintó a mano cada una de las baldosas para reinterpretar la tradicional baldosa portuguesa.

4. Vírgenes de HAZUL. Este artista vinta vírgenes de estilo sencillo y esquemático, y las hay por toda la ciudad.

¡Reserva ya tu escapada a Oporto!

Blog